domingo, 4 de junio de 2017

Lorca1997


La figura terminada


Escultor medieval. De una pintura mudéjar
Mi fantasía era ser una de las ayudantes de los talleres ambulantes de maestros escultores y pintores medievales que recorrían las aldeas y los burgos y ciudades, esculpiendo los capiteles en las iglesias románicas y las portadas de las basílicas, y haciendo figuras y pintando murales. Como el maestro Mateo en Santiago de Compostela, o los artistas anónimos que recorren Europa en la alta edad Media,construyendo las abadías cistercienses. Y en todo el Norte de Castilla, las joyas del Románico. O el Giotto en La Toscana en Asis. 

Tallaba con las gubias y la "maceta", un martillo especial que pesa mucho, sin emplear ninguna herramienta mecánica. Todo a base de fuerza física. Tenía que parar porque me dolían los brazos. Así salió éste personaje.Talla directa en madera de pino.

domingo, 21 de mayo de 2017

en Zamora. 1988." La mujer de la lágrima grande"y detrás" la mujer de la lágrima pequeña"Las dos piezas que hice para la intervención urbana: "La rebelión de los objetos" de W. Maiakowski.

Añadir leyenda

sábado, 20 de mayo de 2017

TALLAS EN MADERA QUE HICE EN LOS AÑOS SETENTA

  Aprendiz en el taller de D. José. 

 Estudiando Psicología en Madrid, y a mis veinte años, me aburría, entonces me matriculé en un sitio dónde impartían clases de diversas disciplinas artísticas,  que se llamaba algo así como" Escuela de las Artes". No quedaban plazas en Serigrafía, que era lo que me pareció más interesante, así que me metieron en talla en madera. Allí decidí que quería ser escultora. De la mano de D. José. Un artista de casi ochenta años, exiliado en Chile después de la guerra civil, que en los setenta vino a Madrid huyendo de Pinochet. Había dado clase de talla a una hija de Allende. D. José nos  enseñaba a afilar las gubia  y nos introducía en el oficio . Era un gran escultor. Estas tallas son de aquella época, las pocas que he conservado. 


El destino es una cosa muy rara.Si es que existe tal cosa.